Redes

Gestión de redes para Córdoba Ecuestre

Gestión de Facebook, Instagram y Twitter | Periodo en Córdoba Ecuestre: 16/10/2018 – 17/01/2019

Captura de publicación interactiva en Facebook

Como parte de mi formación en Comunicación estuve trabajando tres meses en el departamento de marketing de Córdoba Ecuestre. En octubre de 2018 tan solo había otra persona más desarrollando las labores del departamento, pero cuando yo llegué se cogió la baja por maternidad, por lo que tuve que hacerme cargo de todo yo sola. Cuando llegué no había ninguna directriz de actuación en cuanto a redes y la mayoría del personal no tenía ni idea, así que tuve que crear un plan de acción para los tres meses que tenía por delante.

Me asignaron las cuentas de Facebook, Instagram y Twitter, pero como ya han pasado algunos años, solo he recuperado parte del contenido de Facebook. Mis labores, según consta en el contrato de prácticas, eran: Community Manager, creación de contenido de valor (textos, fotografías y vídeos), gestión de anuncios en redes, posicionamiento SEO y elaboración mensual de informes de resultados. A todo esto hay que sumarle la elaboración de carteles y el diseño y maquetación de informes.

Para realizar la gestión de las redes sociales elaboré una estrategia sencilla que dividía todo el contenido en cuatro grupos, según lo que quisiera postear ese día.

  • Contenido promocional
  • Contenido de difusión o beauty content
  • Contenido audiovisual
  • Contenido interactivo

1. Contenido promocional

Este contenido, básicamente, consistía en difundir periódicamente los horarios de los espectáculos y promocionar los servicios de las Caballerizas Reales, así como los hitos, visitas relevantes o logros de la institución. Además, en ocasiones especiales, también me ocupaba de promocionar eventos característicos del mundo ecuestre como la Copa de Navidad (cuyo cartel me encargué de diseñar) o la Marcha Ecuestre.

2. Contenido de difusión o beauty content

La clave de este contenido consistía en subir fotos bonitas del espectáculo, los jinetes y los caballos con un texto no promocional. Aunque a priori dábamos información sobre el espectáculo, al ser un contenido menos publicitario se compartía mejor. Este contenido era más bien informativo o bonito, pero los amantes del mundo ecuestre lo agradecían y compartían mucho más.

Un problema que me encontré es que las fotos que normalmente se subían estaban muy repetidas, llevaban sin actualizarse dos años y los usuarios estaban cansados de que se subieran siempre las mismas imágenes. Esto también generaba desconfianza, así que empecé a llevarme la cámara y a hacer fotos (no tan bonitas y bien compuestas) del pequeño universo de Córdoba Ecuestre. Aunque tardé un tiempo en aprender a fotografiar el ambiente (las poses de los caballos deben ser muy técnicas, por ejemplo, no puedes subir cualquier cosa o los expertos se te echan encima), el resultado fue bastante positivo.

3. Contenido audiovisual

Tras profundizar en el mundo ecuestre y entender los intereses de los usuarios, probé a subir contenido audiovisual presentando el «producto» (caballos, jinetes, instalaciones…). Solo el primer vídeo que subí ya tuvo 10 mil visitas, en su momento no entendía por qué antes no se había hecho. Sin embargo, la respuesta era fácil: tiempo y recursos. El departamento de marketing solo estaba formado (en ese momento) por una becaria (yo), o era proactiva o los tres meses de prácticas se me iban a hacer eternos.

Para adentrarme bien en este mundo, empecé a dedicar una hora todos los días a hablar con los jinetes y a aprender de las monturas, las instalaciones y de los caballos. Cuando ya tuve suficiente información preparé una hoja de rodaje y hablé con los diferentes jinetes que saldrían en mis vídeos sobre cuáles eran sus especialidades y cómo sacarles partido. El resultado fue más que satisfactorio y se convirtió en el tipo de contenido más compartido.

4. Contenido interactivo

Este último bloque fue el que menos exploré por el tiempo que me exigía. La innovación fue uno de los retos que me puso el gerente de Córdoba Ecuestre y yo no quería decepcionarle, así que creé diversos quizzes, puzzles, juegos de memoria y todo tipo de contenido interactivo para tratar de conectar con los usuarios y favorecer la participación. No obtuvo tanto alcance como me hubiera gustado, pero fue una estrategia que el personal agradeció y que motivó el trabajo de todos. Además, durante esos tres meses organicé dos sorteos, uno con los baños árabes Hammam y otro con el restaurante Luar nos Patios, la difusión nos vino genial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 10 =

+ sesenta cinco = sesenta seis

Aviso sobre Cookies en WordPress por Real Cookie Banner