Protestas por el agua en Twitter

Escasez de agua y protestas en Abuya

Las dos ciudades más afectadas | Publicado en Twitter el 31 de diciembre de 2021

Abuya, la capital, se creó para descargar a la ciudad sobrepoblada de Lagos y ser un símbolo de unión. Así, se eligió una localización centralizada, de acceso fácil y clima moderado. La inestabilidad económica y política ha propiciado una gran diferencia entre distritos, teniendo algunos suministros de agua potable 24/7 y otros tienen que recurrir a pozos junto a vertederos y letrinas.

Hablemos de Abuya, la capital

Nigeria está compuesta de 36 estados y, además, cuenta con el Territorio de la Capital Federal (FCT), Abuya. Por tanto, es una ciudad planificada que se creó por el gobierno federal a mediados de los 70 para ser una «ciudad modelo».

¿Por qué? Lagos era en aquella época la capital, pero estaba superpoblada, congestionada y no era un punto neutro entre los diferentes bandos (norte y sur, pastores y granjeros…).Debido a las divisiones étnicas y religiosas de Nigeria, el gobierno vio necesaria la creación de una capital en una localización neutral que fuera un símbolo de unidad. Así, se eligió una ubicación centralizada, de acceso fácil y clima moderado.

Ideada para ser una ciudad modelo, hoy en día Abuya es la segunda ciudad más poblada de Nigeria, solo por detrás de Lagos. Sin embargo, a esta ciudad aún le queda mucho trabajo en materia de Derechos Humanos, pues el acceso a agua es un desafío diario que afrontan la mayoría de nigerianos.

La desigualdad en la capital

Vistas las diferencias entre el norte y el sur, también debemos hablar de las diferencias en la capital, pero esta vez nos vamos a centrar en el asunto que nos atañe: el agua.

Si bien la construcción de la ciudad empezó en 1976, no fue hasta finales de los 80 cuando sus primeras fases se completaron. La inestabilidad económica y política han propiciado una construcción de la ciudad segmentada en cuatro fases.

Así, en la primera fase se crearon cinco distritos: Central, Garki, Wuse, Maitama y Asokoro. ¿Por qué esto es relevante? Curiosamente, estos distritos son los más acomodados, en especial, Asokoro y Wuse, que disponen de un suministro de agua corriente de 24 horas.

En el caso de Maitama, a pesar de ser uno de los distritos más prósperos y con más ricos viviendo en él, no dispone de suministro 24/7. Sus habitantes tienen que adaptar sus rutinas a un sistema de racionamiento de agua. Esta es una medida para lidiar con la escasez.

En la cuarta fase se crearon algunos distritos suburbanos como Nnyaya y Gwagwalada. En estos es donde residen la mayoría de los migrantes que llegan a Abuya y, por tanto, son las zonas más desatendidas.

Se han convertido en barrios marginales sin acceso a agua potable. No hay regulación ni vigilancia y muchos de los pozos a los que recurren están cerca de letrinas y vertederos, lo cual incide negativamente en la salud de la población.

Las protestas de Abuya

El problema de la escasez de agua también afecta a las personas que se ganan la vida recolectando agua de pozos y vendiéndola a las personas que no pueden ir a por ella.

Durante marzo de 2008 los vendedores de agua de la capital iniciaron dos protestas para manifestar sus derechos y castigar las constantes subidas de precio. La primera tuvo lugar en Nyanya y la segunda en Mararaba.

La escasez en la ciudad de Lagos

Era la capital del país hasta los años 70 y a partir de ese momento se convirtió en la capital comercial. Es la región más poblada de Nigeria y en ella habitan 21 millones de personas, pero también es la ciudad que tiene más escasez de agua.

La ciudad se enfrenta a una crisis de agua sin precedentes. De hecho, desde la ONU se ha manifestado que se trata de un «déficit alarmante» que presenta «condiciones inaceptables para los residentes de la ciudad».

Es una de las potencias económicas más importantes de África, pero la situación no tiene precedentes. Más del 70% de hogares tienen vendedores de agua en sus comunidades y pagan aproximadamente 10 veces más que el precio público del suministro.

Es más, solo un 10% de los habitantes de la ciudad disponen de agua potable, mientras que los 20 millones restantes dependen de fuentes alternativas poco confiables, como aguas subterráneas procedentes de pozos no regulados o agua de lluvia.

Desde hace unos años el país ha pedido ayuda internacional para afrontar la crisis de agua y financiar el desarrollo de nuevas plantas de tratamiento de agua, así como para ampliar las redes de distribución.

Los activistas, sindicatos y ecologistas siguen exigiendo cambios y culpan del fracaso a la corrupción que se extiende por el país. De hecho, Nigeria es uno de los países más corruptos del mundo, según el Índice de Percepción de Corrupción de la coalición Transparencia Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =

cuarenta seis + = cincuenta cinco

Aviso sobre Cookies en WordPress por Real Cookie Banner