Protestas por el agua en Twitter

Los tres problemas del agua: precio, escasez y red

Los factores que inciden sobre el agua en Nigeria | Publicado en Twitter el 31 de diciembre de 2021

El constante incremento en las tarifas del agua conlleva a aumentar el empobrecimiento y el descontento de la población. En cuanto a la escasez, por ejemplo, en Lagos solo el 10% de los habitantes dispone de agua potable. Además, Nigeria cuenta con una red de distribución insuficiente y con fugas frecuentes.

El precio del agua

El constante incremento en el precio del agua ha supuesto un mayor empobrecimiento del pueblo y que cada vez más personas se encuentren en situación de escasez. De hecho, los lugares cuya situación es peor son Abuya, la capital, y Lagos.

Las tarifas de agua han provocado diferentes protestas que han resultado en violencia e incluso algunos vendedores de agua han sido golpeados. Es más, el agua potable por tubería es la forma más barata de obtener el bien, pero la mayoría no tiene acceso.

Son muchos los hogares que no tienen acceso al agua municipal y que tienen que autoabastecerse o comprar agua de fuentes privada, como agua procedente de camiones cisterna, lo cual puede costar hasta 52 veces más que el agua corriente.

Por su parte, en Lagos, la ciudad más grande de Nigeria, el 69% de los hogares depende del agua superficial, subterránea o de lluvia. De hecho, en 2014 se estimó que en el país solo el 5,5% de hogares urbanos disponían de agua entubada y, por tanto, apta.

La raíz del problema: el Decreto de Recursos Hídricos (1993)

Este implica que cualquier ciudadano puede coger agua de curso público para riego, uso doméstico y ganado sin que le suponga un coste económico. El decreto también hace hincapié en que aquel que posea un terreno puede usar su agua subterránea y superficial. En el caso del agua superficial, debe el terreno estar cerca de una orilla y hacerse la extracción en esa zona.

  • ¿Dónde está el problema? El Ministerio de Recursos Hídricos se reserva el poder de estimar las regulaciones de las empresas privadas. Por tanto, tiene capacidad para regular el uso comercial del agua, mantenimiento y conceder licencias.
  • ¿Qué supone? El gobierno puede decidir cuándo «mirar hacia otro lado», es decir, puede permitir que una empresa sobreexplote las aguas subterráneas, según sus propios intereses y sin mirar por el bien común. Todo esto se ha traducido en una reducción de los recursos hídricos del país a disposición del pueblo nigeriano y una falta de coordinación a la hora de fijar precios y resolver los problemas de escasez que afronta la población.
  • ¿Qué se propone? Los expertos creen que se debería crear una Comisión Nacional del Agua que fije tarifas; supervise y aplique normativas; controle la competencia y los abusos de monopolio y sancione a las empresas que incumplan las medidas.

La escasez de agua

Entre los problemas fundamentales que vulneran el derecho al agua está la escasez. Por ejemplo, en Lagos solo el 10% de los habitantes (21 millones en total) dispone de agua potable.

Aumentar el acceso a agua potable mejorada es uno de los objetivos del milenio que Nigeria ha adoptado. El país pretendía que en 2015 al menos 77% de los residentes del país tuvieran acceso a una fuente mejorada de agua potable. Sin embargo, la realidad ha resultado ser otra.

Acceder a agua mejorada es un bien social, pero cada vez es más difícil satisfacer las necesidades de una población que no deja de crecer y de un clima cada vez más seco. Uno de los problemas es la falta de planificación.

En el caso de Abuya, el gobierno debería haber previsto que los migrantes se sentirían atraídos por las posibilidades de la capital y tendría que haber adoptado planes más eficientes para afrontar la demanda de agua.

Otra consecuencia: la mortalidad infantil

La escasez de agua acarrea consecuencias. En los últimos años Nigeria ha alcanzado una de las tasas más altas del continente en mortalidad infantil por enfermedades transmitidas por el agua.

¿A qué se debe? La escasez lleva a muchas familias a construir pequeños pozos en sus residencias e inmediaciones. Estos pozos no están cavados a suficiente profundidad ni filtran el agua, es decir, podrían estar bebiendo agua contaminada con sus propios desechos.

Una mala red de distribución

Uno de los problemas que afronta Nigeria es que su red de distribución de agua sufre constantes fugas y que su infraestructura física está degradada y, por tanto, no puede abastecer de forma eficiente las necesidades de la población.

¿Qué lo ha causado? Hay varios motivos, entre otros, la falta de previsión del gobierno y un sistema público de agua frágil que hace que muchas personas dependan de proveedores privados.

El gobierno nigeriano no ha previsto a tiempo el problema de demanda de agua y escasez de la misma, y lo ha dejado incapaz de reaccionar con eficiencia. Esto ha generado que no haya una reticulación de tuberías en muchos distritos y, sobre todo, en la periferia.

Es más, muchas viviendas empiezan su construcción sin conectarse a la red de agua, es decir, ya desde un primer momento se les priva de la red de distribución. Por lo tanto, muchas familias optan por perforar sus propios pozos.

La perforación de pozos sin regulación, si bien es más barata, supone un problema de salud nacional, pues son muchas las enfermedades que se transmiten por el agua. De hecho, la mayoría de estos pozos no pueden filtrar el agua de los desechos humanos.

Por otro lado, muchas personas optan por pagar un precio por el agua y, en su mayoría, dependen de proveedores privados que elevan el precio según sus propios intereses.

Otro problema es que, aunque hay pocas tuberías instaladas, muchas sufren daños y fugas que provocan que se pierda al menos una cuarta parte de los suministros destinados a hogares, colegios y hospitales.

¿Hay solución? Muchos defienden que el papel del sector privado en el suministro de agua es clave, pues son uno de los motivos que causan desigualdad. Para mitigar el problema, los agentes de cambio urbano deben comprometerse a brindar un acceso equitativo y seguro.

Entre los retos que debe afrontar Nigeria en los próximos años están: extender la red de tuberías, hacer el agua más asequible y mejorar el acceso a los servicios de agua y saneamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =

− 5 = uno

Aviso sobre Cookies en WordPress por Real Cookie Banner