Diario

Vientos del Oeste

Retrato de un mundo perdido por la falta de objetivos

14 de febrero de 2021

Foto: Lucía Montilla

Se ha enfadado. Ha dejado que la envidia la corrompa. Hizo de una huérfana de Kansas su esclava. Una tormenta de ignorancia se aproxima. Vertiginosamente se acerca y devora a su paso cada alma dubitativa, cada corazón descompuesto y cada cobardía.

El Camino ha dejado de ser suave y resplandeciente, ya no brilla con el mismo ímpetu. Sus baldosas temen volver a ser pisadas y su color, bueno, ya no refleja nada. Se ha perdido el inconformismo que este mundo tanto destilaba.

El mundo ordinario a veces se torna vengativo, parece ser un mundo en el que los sueños se hunden en un abrir y cerrar de ojos. Un mundo que a veces es anodino y en el que deseas con toda tu fuerza que algo lo zarandee y lo ponga patas arriba, aunque ese algo sea la mismísima culpa de no seguir luchando.

Vientos de un alma caída en desgracia, de un alma que aspiraba a ser, pero en realidad no era nada. El espíritu oxidado de la Bruja Mala del Oeste que vendió su tesón a cambio de nada. Aquella que conformó alrededor de sí una coraza y batió en duelo a todo aquel que intentaba desmontarla. Una mujer llevada a la ruina por tratar de imitar lo que otros poseían, quebrada de ganas, y hastiada.

Arrepentida y sin fe vaga por un mundo que cada día está más roto. Hizo de su causa una nación y ahora a todos amenaza. Ya no quedan rebeldes que luchen por liberarse de su torre, casi todos han caído: el mundo se ha rendido. Veo puntas de marfil en el horizonte y no parece que acaben.

A veces me pregunto si Dorothy Gale conseguirá algún día soltar sus cadenas, pero por ahora se conforma con estar en casa. Otras pienso que no hubiera recorrido nunca ese Camino sabiendo que al final la harían renunciar para siempre a su mundo amarillo.

Foto: Lucía Montilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 5 =

nueve + uno =

Aviso sobre Cookies en WordPress por Real Cookie Banner