Mujeres trotamundos: Viajeras de la historia

Amelia Earhart (1897-1937)

El viaje de Amelia Earhart, la primera mujer en intentar dar la vuelta al mundo en avioneta y la primera en hacer un vuelo sobre el Atlántico.

Earhart nació en Kansas (Estados Unidos) en 1898 y desapareció en el océano Pacífico el 2 de julio de 1937 mientras trataba de cumplir su sueño: ser la primera persona en dar la vuelta al mundo pilotando un avión.

Aunque sentía interés por la aviación desde que fue enfermera durante la Primera Guerra Mundial, no fue hasta 1920 cuando se montó por primera vez en una avioneta. Aquel momento fue tan mágico que despertó en ella el sueño de ser piloto. Empezó a tomar clases de aviación con Mary Anita Snook, una piloto que fue la primera mujer americana en dirigir una escuela de vuelo y un aeropuerto privado. A finales de 1922 se compró su primer avión, El Canario, y batió su primer récord de altitud.

En 1923 se licenció como piloto y en 1927 empezó a formar parte de la Asociación Aeronáutica Internacional. Un año después, se convirtió en la primera mujer en cruzar el océano Atlántico como pasajera, pero eso no era suficiente para ella. En 1932 consiguió cruzarlo por sí misma y se convirtió en la primera mujer en hacerlo. Tras ese logro, la apodaron Lady Lindy, en honor a Charles Lindbergh, la primera persona en cruzar el Atlántico pilotando. Después, siguió batiendo marcas y logrando desafíos, entre ellos, ser la primera persona en hacer un vuelo exitoso entre California y Hawaii.

Oficialmente, el viaje comenzó el 1 de junio de 1937 desde Miami, pero ya habían partido el 17 de marzo desde San Francisco en un primer intento frustrado. En este primer intento la acompañaban dos técnicos y el copiloto Fred Noonan. Partieron desde Oakland (California) hasta el archipiélago de Hawaii, pero cuando estaban despegando el aeroplano falló y sufrió daños considerables.

En su segundo intento partió el 1 de junio desde Florida a Puerto Rico. Esta vez solo la acompañaría Noonan a bordo de su nave, un bimotor Lockheed Electra 10-E. Planeó una nueva ruta y se dispuso a dar la vuelta al mundo siguiendo la línea del ecuador. Una vez en Puerto Rico, visitó Venezuela, Brasil y llegó a África. Pasó por Senegal, Mali, Sudán y Etiopía. Luego, recorrió Pakistán, India, Tailandia y Australia, hasta llegar a las Islas Nukumanu, donde empezaron los problemas. Cuando llegaron a Papúa Nueva Guinea ya habían completado más de 35.000 kilómetros y aún les quedaban 11.000 por recorrer. El mal tiempo, las recientes reparaciones de la nave y los problemas de salud de Amelia causados por la disentería retrasaban cada vez más la llegada.

El 2 de julio partieron hacia la Isla Howland con más de 7.500 litros de combustible, pero la fuerte tormenta que hubo ese día lo hizo escasear. Estuvieron dos horas tratando de comunicarse con el USCG Itasca, un barco que debía brindarles servicio de radio durante el viaje, pero no lograron localizarlos. En su última transmisión Earhart aseguró que estaba sobrevolando la isla pero que, debido a la tormenta, no encontraba dónde aterrizar y que el combustible estaba a punto de agotarse. Dos horas después de esta transmisión comenzó la búsqueda.

Se inició una gran campaña de búsqueda que costó a los Estados Unidos más de cuatro millones de dólares. La búsqueda se prolongó hasta el 19 de julio, pero no se halló ningún rastro. Fue declarada legalmente muerta el cinco de enero de 1939.

En 1940 se encontraron restos óseos en la isla de Nikumaroro, pero no coincidieron con los de la aviadora. En 2016 un estudio de The International Group for Historic Aircraft Recovery sostenía que Earhart y Noonan habían sobrevivido como náufragos en la isla y en 2018 un estudio que se publicó en la revista Forensic Anthropology desveló que los huesos encontrados tienen más similitud con Earhart que con el 99 por ciento de los individuos de una gran muestra. A pesar de estos nuevos datos, no se puede afirmar que el misterio de la desaparición de la Dama del Aire haya quedado resuelto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 5 =

− siete = 2

Aviso sobre Cookies en WordPress por Real Cookie Banner