Pastores vs granjeros en Instagram

Las claves del conflicto y la división del país

Cambio climático, sobrepoblación y cinturón medio| Publicado en Instagram el 26 de diciembre de 2021

Nigeria está dividida entre un norte pobre y un sur desarrollado. El aumento de asentamientos humanos intensifica aún más sus diferencias. Cada año la población crece y, por tanto, aumenta la demanda de agua y tierras. Sin embargo, la tierra del norte se está convirtiendo en desierto y a los pastores no les queda otra que emigrar hacia el sur agrícola.

Cinturón medio nigeriano

Nigeria está dividida en norte y sur. Los territorios al norte están controlados por la etnia Hausa-Fulani y en el sur predominan el resto de etnias principales. Los estados que separan ambas regiones conforman el cinturón medio.

En el norte están los musulmanes y en el sur, los cristianos. En el norte están los pastores y en el sur, los agricultores. El norte está empobrecido y su pueblo apenas puede acceder a la educación; el sur es urbano y está desarrollado.

Es más, se dice que Nigeria tiene dos capitales, la oficial y la comercial, y ambas se encuentran en el sur, más concretamente, en Abuja y Lagos, respectivamente. Esta división entre norte y sur lleva vigente desde que el Imperio británico fundó Nigeria en el año 1914. Así­, la educación en el norte era pro-británica e islámica y en el sur, occidentalizada y nacionalista.

Además, entre los años 1999 y 2000 se introdujo la Sharia conocida como «la senda del Islam» en el norte. Doce estados de 36 que conforman Nigeria aplican este sistema legal y desde su aplicación las diferencias se han visto aún más magnificadas.

Por otro lado, los conflictos que se dan en esta región intermedia se han visto intensificados por la irrupción del grupo terrorista Boko Haram, cuyo objetivo es establecer la Sharia como norma vigente en todos los estados.

Cambio climático

El paí­s ha sufrido en los últimos años los efectos de sequías prolongadas y, como consecuencia, la tierra fértil cada vez es más desértica. Los expertos aseguran que la escasez de agua y de tierras donde pastar son los desencadenantes de estos conflictos.

El aumento de la actividad agrícola por la sobrepoblación y la escasez de tierras fértiles agravan el conflicto. En concreto, Nigeria tiene un clima semiárido y disponer de agua apta para su consumo es imprescindible.

Las fuentes de aguas superficiales son necesarias para garantizar el desarrollo de la actividad y por eso los pastores tienden a localizarse alrededor de los pozos de agua y rí­os. Sin embargo, para llegar a estas zonas tienen que invadir las tierras agrícolas.

Según el estudio de Kayla Ritter en Circle of Blue, actualmente entre el 50 y el 75% de la tierra del norte de Nigeria se está convirtiendo en desierto.

Sobrepoblación

Los últimos rankings clasifican a Nigeria como el séptimo país más poblado del mundo (y el más poblado de África) y, además, su tasa de crecimiento cada año es más elevada.

Esto no solo provoca una mayor demanda de agua, sino que también desemboca en un aumento de la actividad agrícola y ganadera en una región que no dispone de más terrenos y donde la tierra fértil de por sí escasea.

Asimismo, la expansión de asentamientos humanos repercute en que cada vez haya menos tierras disponibles para el ganado. Se cree que los cambios tecnológicos y económicos también tienen implicaciones negativas en el conflicto.

La sobrepoblación conlleva también a un aumento en el crimen. Se intensifica la delincuencia rural y el robo de ganado. Por último, las luchas polí­ticas y étnicas aumentan la propagación de armas ilegales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 10 =

sesenta cinco − = sesenta dos

Aviso sobre Cookies en WordPress por Real Cookie Banner