Pastores vs granjeros en Instagram

La gestión de la tierra en Nigeria

Las consecuencias de la Constitución | Publicado en Instagram el 20 de diciembre de 2021

En 1999, Nigeria pasó a ser democrática y el poder a la hora de gestionar los recursos hídricos y tierras se descentralizó. Hasta ese momento, pastores y granjeros habían coexistido gracias a acuerdos entre ambos bandos, pero la intervención de las autoridades acabó de romper la relación.

Antes del siglo XXI

Nigeria pasó a ser democrática en el año 1999 y su poder se descentralizó, lo que supuso un cambio a la hora de gestionar la tierra y los recursos hídricos de la población. Veamos los antecedentes para entender el presente…

Los nómadas siempre han vivido en conflicto con los agricultores para poder desarrollar su actividad. Para los agricultores el paso del ganado conllevaba al destrozo del terreno por sobrepastoreo. Según los agricultores, esto ocasiona que la tierra se vuelva estéril y destroza los cultivos. Sin embargo, durante décadas, y a nivel regional como nacional, siempre han solucionado el conflicto internamente mediante transacciones y prestaciones.

Durante muchos años los agricultores intentaron invadir las tierras destinadas a los nómadas y, a pesar de que en los años 60 se otorgaron por ley más tierras a los pastores para iniciar un proceso pacificador, en menos de una década la situación se agravó.

No obstante, este no era el caso de los pastores Fulani. Este pueblo se habí­a asentado durante la colonización en el sur cristiano y solo unos pocos de ellos eran nómadas. Hasta finales de los 90 ambos bandos mantuvieron una relación cordial.

Tras la democracia

Un año después de que Nigeria se volviera democrática y fragmentara todo su poder en tres niveles (federal, estatal y local), los gobiernos locales de las regiones alrededor del río Níger descentralizaron la gestión de los recursos naturales.

Sin embargo, el cambio no ha sido sincronizado y los pastores no sabía qué reglas acatar cuando llegaban a una nueva aldea. Esa inestabilidad y la falta de acuerdo han provocado casi una década de conflictos entre ambos bandos.

Los recursos cada vez son más escasos y el conflicto, más complejo. Esta situación solo está sirviendo para reforzar las diferencias étnicas, religiosas y políticas entre los dos grupos involucrados.

Por otro lado, el creciente estrés por el cambio medioambiental y la confusión en las instituciones a la hora de establecer medidas han tensado aún más la relación de los dos grupos y ha dado lugar a un bucle de violencia.

El caso de los Fulani

Los Fulani son musulmanes y los agricultores en su mayorí­a, cristianos. Sin embargo, a pesar de sus diferencias religiosas y culturales, tradicionalmente siempre habían llegado a entenderse y a establecer acuerdos.

La escasez de agua y de tierras donde el ganado pudiera pastar a causa de sequías prolongadas fueron los desencadenantes de la migración de los Fulani hacia el sur cristiano. Y fue aquí donde cambiaron de ser nómadas a sedentarios.

Generalmente gestionaban la tierra a través de intercambios. Los pastores Fulani ofrecían regalos o intercambiaban leche a cambio del derecho a utilizar esa tierra para el ganado. Lo gestionaban los propios aldeanos a través de sus miembros más ancianos.

En este intercambio ambos salían ganando. Con el paso de los pastores por sus tierras, los agricultores encontraban sus terrenos más fértiles gracias al abono y a un pastoreo controlado sin sobreexplotación.

Sin embargo, su relación se rompió en 1999 con la llegada de la Constitución y la descentralización. El conflicto principal que acabó con esta relación se dio en la ciudad de Jos, capital de Plateau, en 2001.

Entre 1997 y 2010 tuvieron lugar 18 incidentes y de 2011 a 2015, en menos de la mitad de tiempo, se dieron 371 en el cinturón medio de Nigeria. En estos cinco años murieron 7.000 personas a causa del conflicto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × dos =

− uno = nueve

Aviso sobre Cookies en WordPress por Real Cookie Banner