Artículos

LGBTTTIQAP: ¿Qué significa cada sigla?

Programa en Streaming para Rifirrafe | Publicado el 28 de junio de 2021

Aunque las letras más conocidas son LGBT, hay muchas más y hoy vamos a hablar de cada una de ellas:

La «L» es de lesbianas: personas que se identifican como mujeres y se sienten atraídas hacia otras personas que también se identifican como mujeres.

La «G» es de gais: personas que se identifican como hombres y se sienten atraídas hacia otras personas que también se identifican como hombres.

La «B» es de bisexual: personas que se sienten atraídas tanto hacia personas que se identifican como mujeres como a personas que se identifican como hombres. 

La «T» es de trans. Este se considera un término «paraguas» ya que se utiliza en diferentes sentidos. En general se usa para describir a personas cuya identidad de género no se corresponde con su sexo biológico. Muchas veces se diferencia entre travestis, transgénero y transexuales, en cuyo caso es posible ver la sigla como LGBTTTIQ. 

La «I» es de intersexual: personas cuyo sexo biológico no se ajusta a la definición binaria hombre/mujer. Es decir, tienen características biológicas asociadas tanto a hombres como a mujeres. Hay muchísimas variantes: organización cromosómica que no es ni masculina ni femenina; genitales ambiguos; genitales que tienen una apariencia y sus órganos internos o las hormonas que segregan no se corresponden con los de ese sexo.

La «Q» es de queer («raro», en inglés). Originalmente utilizado en tono despectivo para hablar de toda aquella persona que no se ajustara a los parámetros de la heterosexualidad. La teoría queer rechaza las clasificaciones por las prácticas sexuales o el género porque considera que eso limita la experiencia como persona. Una persona queer es alguien que no quiere definirse con etiquetas tradicionales sobre la orientación o identidad sexual. Aquí también tenemos que hablar del género no binario: las personas que no se identifican con la diferencia tradicional hombre-mujer, que pueden sentirse de los dos géneros o de ninguno.

La “A” es de asexualidad. No se sienten atraídas hacia otras personas, o tienen poco deseo por una actividad sexual. Sin embargo, sí pueden establecer vínculos afectivos con personas. En el caso de que no pudieran establecer vínculos afectivos hablaríamos de otra «A» de personas arrománticas.

Y por último la “P” representa a las personas pansexuales. Aquellas que sienten atracción sin importar el género u orientación sexual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 16 =

nueve + uno =

Aviso sobre Cookies en WordPress por Real Cookie Banner